Encuentra en imágenes y explicadas las mejores posturas de yoga y ejercicios realizados por Jesús Bonilla, el Maestro Tanumanasi, tanto si eres principiante y quieres conocer el significado y los beneficios de cada asana, como si ya eres un practicante avanzado y deseas profundizar en las más difíciles. Hay ejercicios de yoga adecuados a cada persona y en este blog los tienes perfectamente explicados paso a paso y con imágenes. Comprueba los maravillosos resultados que da el yoga facial. Avanza en las milenarias técnicas del Hatha, logrando flexibilidad, armonía y equilibrio físico y mental. Con estas asanas vas a disfrutar de una sesión bien planificada de yoga integral que puedes compartir también con tu pareja. Vas a encontrar también posturas de yoga y ejercicios especialmente recomendables para embarazadas, asanas de yoga para el postparto y también amenas clases de yoga para que los niños se adentren en esta disciplina ancestral.

Saludo al Sol Yoga paso a paso

Desarrollo del Saludo al Sol yoga paso a paso. Serie de ejercicios dinámicos de Hatha Yoga terapéutico practicados como calentamiento en los retiros de yoga en España del Maestro Tanumanasi. Beneficios Saludo al Sol y Saludo a la Luna, serie de asanas y ejercicios dotados de gran plasticidad y belleza.

PRACTICA SALUDO AL SOL: Esta maravillosa serie de ejercicios dinámicos es energético yoga terapéutico y su descripción nos enseña la mejor manera de abrir las innumerables puertas o chakras que tenemos en nuestro cuerpo físico y el modo de mantenerlas en armonioso movimiento. ¿Qué sucedería si una puerta de madera no se abriese durante mucho tiempo? Todo lo que se estanca sufre una involución. Todo aquello que se mueve fluyendo continuamente en armonía se mantiene flexible y vivo. Saludo al Sol Yoga: "Doce radios convergen hacia el centro de una rueda, pero es el vacío del centro el que hace girar la rueda.”

BENEFICIOS DEL SALUDO AL SOL: Estos ejercicios de yoga  practicados diariamente fortalecen nuestros abdominales ya que el Saludo al Sol tonifica, estimula y rejuvenece todos los músculos y nervios del cuerpo, estirándolos vigorosamente y revitalizándolos. Dota de flexibilidad a las articulaciones de las piernas y favorece el riego sanguíneo. Aumenta la capacidad de resistencia de todo el organismo tonificando todos los órganos internos. Previene contra la aerofagia, indigestión y gastritis. Practicar el saludo al sol aporta grandes beneficios, aumenta la autoestima, elimina la tensión, induciendo la calma y la progresiva relajación muscular y mental.

SURYANAMASKAR 1) Sitúate en pie en la naturaleza, con los pies juntos, mirando al este a la salida del sol, las manos unidas en actitud del mudra de respeto en el centro de tu pecho, mientras realizas una profunda espiración.


2) Toma conciencia de tu cuerpo, relajándote al máximo, mientras inspiras con serenidad tomando una Respiración Yoga Completa, para lentamente, ir elevando los brazos, primero hacia el frente y, al llevarlos en línea con la cabeza, arquea todo el cuerpo hacia atrás, al tiempo que basculas las piernas un poco y las mantienes bien estiradas hacia delante.


3) Lentamente ve bajando hacia el suelo con los brazos estirados mientras espiras, llevando el tronco y la cabeza hacia las rodillas, sin flexionar las piernas hasta apoyar las palmas de las manos a la
altura de los pies.


4) Ahora, sin mover las manos, inspiras, haz retroceder la pierna derecha bien estirada, mientras descansas la rodilla en el suelo, manteniendo el tronco arriba y la cabeza atrás.


5) Retén el aliento, haz retroceder la pierna izquierda para que tu cuerpo quede suspendido en línea recta con el suelo, de la coronilla hasta el talón en un mismo eje, aguantandote sobre las manos y los dedos de los pies.


6) Espirando, baja las rodillas sobre el suelo, llevando las caderas un poco hacia atrás. Haz descender el pecho entre las manos, de modo que hagan contacto con el suelo los pies, las rodillas, las manos, el pecho y la barbilla. Estira la espalda hacia atrás hasta crear una linea recta desde tus dedos hasta tus caderas.


7) Mientras inspiras con la respiración yoga completa, impúlsate hacia delante, deslizando el pecho cerca del suelo. Seguidamente, flexiona tu cabeza y tu espalda hacia atrás, tratando de no separar excesivamente los muslos del suelo.


8) Eleva los glúteos hacia arriba hasta formar con tu cuerpo un triángulo firme como una montaña, mientras espiras. Para ello, apoya las plantas de los pies en el suelo y queda mirando hacia atrás, metiendo la cabeza lo que puedas entre los brazos.


9) Proyecta tu pierna derecha hacia delante, realizando una profunda inspiración. Coloca el pie entre las manos, mientras llevas la rodilla izquierda al suelo, manteniendo la pierna estirada en lo posible. Mantén el tronco erguido y la cabeza hacia atrás.

10) Ahora, espirando, trae tu pierna izquierda hasta juntar ambos pies a la altura de tus manos y, si te es posible, entre ellas.

11) Ve elevando todo el cuerpo hacia arriba, mientras inspiras. Sube los brazos bien estirados y, al llegar en línea con la cabeza, flexiona la columna, echándote hacia atrás y basculando un poco hacia delante las rodillas, con las piernas estiradas.


12) Regresa relajadamente tu cuerpo a la vertical. Baja mientras sacas el aire de tus pulmones lentamente los brazos para recoger tus manos juntas con infinita calma en el mudra de nuevo en el pecho.

SALUDO AL SOL SURYANAMASKAR: Os abréis apercibido de que en esta serie de yoga dinámico las manos no se separan del suelo desde el tercer movimiento hasta la posición once. Todo el proceso secuencial del Saludo al Sol lo repites ahora comenzando con la pierna izquierda. Una vez realizado con ambas piernas has completado una vuelta. Si quieres hacer progresos en Kundalini Yoga o en Hatha, todos los días debes de practicar diez vueltas. Pon énfasis en hacer los movimientos con lentitud pero con dinamismo, respiración suave pero profunda, muy concentrado en las sensaciones del cuerpo y tomando consciencia de las energías sutiles que con el despertar de Kundalini en forma de brisa en tus chakras se mueven en tu interior.

Jesús Bonilla ©